Me gusta(ba)...mi primer coche

lunes, 1 de junio de 2009

ME GUSTA

Acabamos de cambiar de coche, principalmente por necesidades familiares. Y estos días me he acordado de mi primer coche.

Era un Opel Corsa, de tercera o cuarta mano, tenía más pedigrí que algunos perros. Yo lo heredé de mi novia, mi novia a su vez se lo compró a una amiga que a su vez lo había reciclado de sus padres y estos...espero que lo compraran en la fábrica, porque si no se me hace muy larga la historia.

Era un coche extraordinario...con su color azul, con su golpe en el lateral, que además de indicar lo intenso de su larga vida, permitía ver el amarillo de la pintura original, con su pegatina en la parte de atras de un perro (la pegatina tenía el color comido por los años). Además tenía los últimos avances tecnológicos como dirección insistida, y fue pionero en tener limitador de velocidad (a partir de 100 temblaba y a partir de 120...buff! que miedo!). Que eso me gusta a mi sentir la velocidad, no como los coches de ahora que da igual ir a 60 que a 120 que no se nota nada. Y algo fantástico que ya no tiene mi nuevo coche...radio-casette...por cierto todavía tengo algunos casettes pero no tengo donde ponerlos.

NO ME GUSTA

A pesar del cariño, lo tuvimos que jubilar y ahora debe de estar en el cielo de los Opel Corsa.

Como homenaje a él y de recuerdo para mi me propuse comprar una miniatura de ese modelo, pintarlo de azul, darle el golpe en el lateral para imitar al original y colocarlo en una estantería para tenerlo siempre presente. Pues bien...no hay manera de encontrar miniaturas de Opel Corsa. Miniaturas de Ferraris, Porsche...de esos si, pero de todo un Opel Corsa, coche mítico y mucho más vendido, es imposible.

3 comentarios: