Me gusta...ser economista

lunes, 11 de mayo de 2009

ME GUSTA

Para evitar problemas diré que lo que me gusta es ser licenciado en económicas. ¿Cual es la diferencia?, mientras que un médico o un abogado tienen que estar colegiados para poder ejercer un licenciado en económicas puede ejercer (de economista...no de abogado o de médico) sin estar colegiado pero para llamarse economista tiene que colegiarse, es decir hay que pagar por el nombre.

Lo he tenido claro desde muy joven, mientras que la gente soñaba con ser veterinario, para salvar animales; o medico, o bombero para salvar a la gente... yo lo que siempre he querido salvar ha sido la economía...la mía concretamente. No me mal interpreten...me gustaría salvar el mundo...pero estoy ocupado intentando hacerme millonario. Prometo que en cuanto lo consiga me pongo con el planeta...igual que Bill Gates.

En la universidad aprendí muchas cosas, entre ellas a jugar al mus, una de las cosas que me llamaba la atención es que en todas las asignaturas los profesores hacían supuestos que empezaban por....en una economía perfecta...pasa tal y pasa cual...., es como si en medicina dicen en un enfermo sano....De modo que sé perfectamente como arreglar una economía que no tenga problemas, lo que no me explicaron fue como arreglar la que me encontré.

NO ME GUSTA

Pensado fríamente de entre todas las profesiones/carreras que podía haber elegido, escogí la menos erótica de todas. Ya me dirán quién ha tenido una fantasía con un contable...con una secretaría, por supuesto es un clásico, con un bombero (otro clásico y normalmente con calendario inlcuido)....Porque ustedes piensan en el look de alguien con uniforme y ¡mmmm! la erótica del uniforme que llaman. Pero si piensan en la imagen de un contable...veamos...gafas de pasta, calculadora y bolígrafos en el bolsillo de la camisa...de lo único que entran ganas es de quitarle la merienda en el recreo.

Además el lenguaje económico no da mucha opción a la doble interpretación: "como me esta subiendo el Ibex", "te voy a hacer una OPA hostil que te vas a enterar"...¡Que aburrido!; sin embargo un fontanero tiene un lenguaje mucho más socorrido para estas cosas.

Una consecuencia de lo que he estudiado es que trabajo de contable y... ¿se han fijado que en las películas de policías todos los delatores son los contables de la mafia?. Y todos son testigos protegidos...que es como ser gacela en un documental sobre leones de National Geographic...mejor no encariñarse. Sólo hay un sector peor tratado en el cine que el de contable... el de calvo. Un calvo en una película es malo por definición, salvo si eres Vin Diesel que entonces lo único malo es tu interpretación.

Como buen contable, contabilizo ovejas para dormir, aunque sean feísimas (¡qué mal dibujo!)

2 comentarios: