Me gusta...hacer la cama

viernes, 8 de mayo de 2009

ME GUSTA

Me gusta principalmente por una razón...mi novia me ha dicho que tengo que hacerla. Y como hacer cosas de mala gana es muy triste, he decidido que me guste.

¡Que gustoso es meterse en una cama bien hecha!...con sus sabanas bien colocadas con su almohada mullidita, con su edredón gordito (...mmm me están entrando ganas de dormir). Esa es la forma en que a mi me gusta una cama y así es exactamente como yo no la hago. Existen mil y una razones para que no lo consiga, una es que las sabanas se resisten a subir hasta el punto óptimo, otra es que el edredón, nórdico para más señas, parece tener el caracteres de sus antepasados vikingos y colocarlo de forma que el resultado visible sea agradable a la vista resulta del todo imposible.

Resumiendo, la cama la hago, mal, pero la hago. Y como siempre digo para evitar que la gente se queje de lo que hago... no hay nada como hacer uno mismo las cosas para hacerlas bien.

NO ME GUSTA

Hace muchos años, cuando estaba en primero de BUP,...sea lo que sea eso ahora, un profesor de música después de entregar un trabajo tenía la costumbre de llamarnos uno por uno hacernos una pregunta y eso subía o bajaba la nota del trabajo.

¿Qué pregunta me hizo a mi? Me preguntó si había hecho la cama. Lo que yo le entendí, os juro de verdad que no soy (muy) tonto, es que si la había construido...en plan cama de IKEA, estuve tentado de decirle que si, pero luego pensé que no iba a colar que yo hubiera construido un mueble con mis mañosas manos, por lo que le dije que no. Saqué un notable y me quede a una cama del sobresaliente (en un sentido nada sexual...creo).

En honor a la verdad diré que por aquel entonces no tenía la (posteriormente bien adquirida) costumbre de hacer la cama, por lo que la respuesta hubiera sido la misma.

¡Tú si que sabes, dibujito! ¡Una hamaca!... sin sabanas, ni edredón...porque no se me ocurriría a mí

2 comentarios: