Me gustan...las revisiones médicas.

domingo, 26 de octubre de 2008

ME GUSTA

Ya sé que el título suena raro, pero es que soy una persona muy aprensiva e hipocondriaca. De hecho de pequeño no podía ver a Ramón Sánchez Ocaña ya que ese señor me indicaba mis síntomas para la semana siguiente. Creo que llegue a pasar la malaria y el dengue sin salir de casa. Así que me gusta ir a las revisiones médicas y que me digan que estoy como una lechuga (de fresco y saludable, no de verde). Por fortuna ahora ya no lo soy tanto y puedo ver House tranquilamente, sin pensar que tengo lupus. Afortunadamente soy un gran enfermo y casi * no no me quejo.

Mi frase favorita
¡Uy! Hay algún médico en la sala, estoy febril...¿qué será?, ¿qué será.?

* Casi no significa que nunca me queje. Alguna vez que otra... si estoy muy malito.

NO ME GUSTA

Entre tantas revisiones me han pasado cosas curiosas.
  1. El primer caso que les voy a contar, no era una revisión médica propiamente, era la revisión para sacarme el carnet de conducir. Yo y mis gafas llegamos al médico, cuya sala era rectangular, me mando a una esquina del cuarto y me dijo: "Quitate las gafas" a lo cual accedí. Acto seguido me dice: "¿Qué letra hay aquí?"- desde el otro lado de la sala.- "No veo nada"- le respondí, lo cual era muy cierto ya que no veía ni la letra y casi, casi ni al medico. "Muy bien" - me dijo - "necesitas gafas". Esta escena que parece sacada de una película de los hermanos Marx es completamente verídica. No se que esperaba que le dijera sin mis compañeras desde los seis años, las gafas. A lo mejor sin ellas podía leer el copyright del poster de las letritas. O, se me ocurre, pensaba que era Clark Kent.

  2. La otra situación curiosa vino dada por mi ignorancia. En una de las últimas revisiones médicas que me hicieron en el trabajo, me hicieron una prueba de daltonismo. Me enseñaron unos círculos hechos con circulitos de colores en los que se veían unos números. En el primero estaba el 5; en el segundo, el 14, en el tercero , el 7; en el cuarto....en el cuarto...en el cuarto no veo nada. ¿Soy daltónico?Pero, ¿Cómo no lo he sabido hasta ahora?. Cuando tristemente confesé que en el cuarto circulo no veía nada, me dijo que es que no había nada. Es para pillar. ¡Avisame!. ¡Qué susto!.

7 comentarios: