Me gusta...mirarme en el espejo

sábado, 11 de octubre de 2008

ME GUSTA

Es algo que tengo en común con la madrastra de Blancanieves, pero yo no le pregunto lo de quién es el más guapo, porque ya me responde mi ego. El asunto es que con esto de que se me cae el pelo, que si las canas recién descubiertas....todo suma y en el mismo sentido así que hay que empezar a vigilar.

NO ME GUSTA

No hay nada mejor que buscar para encontrar y lo que he visto recientemente....Les cuento, al salir de la ducha miré al espejo y ví que en mi antaño liso vientre, allí donde nunca hubo una tableta de chocolate, habían aparecido unas rayas horizontales. La duda me corroía, así que fui a ponerme las gafas para ver si era cierto lo que veían mis ojos. Efectivamente había unas marcas horizontales en mi vientre, como no sabía a que se debían me senté en el retrete que tenía al lado para pensar (de verdad de la buena que fue para pensar) y fue en ese momento que justo entre las rayas que había en mi vientre salía un michelín...horror, Las rayas eran la frontera que delimitaba a ese nuevo inquilino de mi ex-vientre plano. Y es que como decía Jean Cocteau: "Los espejos deberían pensárselo dos veces antes de devolver una imagen".

Los espejos con la edad se vuelven impertinentes (me gustaría tener mejor memoria para deciros de quien es esta cita). Y ahora si me perdonan, tengo depresión...

2 comentarios: