Me gustan...los extremos literarios

martes, 7 de junio de 2011

ME GUSTA

Alguna vez ya me he quejado de que no se elegir el tamaño del libro, y más teniendo en cuenta que leo en el metro camino de mi trabajo y tengo que andar con el libro encima todo el día. Ya me había pasado con Ken Follet y sus libros de bolsillo gigantes "Los pilares de la tierra" y "Un mundo sin fin".

Como mi espalda no estaba del todo acabada a pesar de semejantes cargas, el último libro que he leído ha sido "El rey de la ciudad púrpura" de Rebecca Gable, 668 páginas que esta vez no venían en edicion de bolsillo (por lo menos para mí).


Una vez acabado este libro he empezado con "¡Indignaos!" (muy acorde con estos tiempos) de Stephane Hessel con un total de 68 paginas (un 10% del anterior)


Pero no solo son opuestos en cuanto a extensión, también lo son en "sesudez" (entiendase esto como la profundidad del texto). En este aspecto los libros son inversamente sesudos a su extensión; el libro de Rebecca Gable es entretenido, se deja leer con facilidad. Pero el que estoy leyendo ahora requiere prestarle atención y reflexionar sobre lo que te cuentan...y siendo honesto no soy muy dado a la re-flexion (como mucho hago una flexión y gracias).

NO ME GUSTA

Cuando voy a trabajar llevo un bolso (bolso de hombre...de muy hombre) dónde meter el libro Con "El rey de la ciudad púrpura" acabe cansado de ir con ese peso todo el día, pero ahora que no lo tengo...lo hecho de menos, es mas me paso el día preocupado porque creo que me falta algo....

...."nunca contento....llueva o haga sol" ese es mi lema.

1 comentarios: