Me gustan...los libros viejos

jueves, 12 de noviembre de 2009

ME GUSTA

Una de las cosas que más me fascina son los libros con historia. Abrirlos y ver sus hojas amarillentas, ese olor característico, las anotaciones que alguien escribió mucho tiempo atrás. Estos libros me hacen pensar en las personas que lo han tenido antes (también me acuerdo de esa gente cuando un libro esta destrozado, pero por razones distintas). Tambien me hacen pensar si las personas que han disfrutado de ese libro habrán imaginado a los personajes como lo he hecho yo, o los paisajes donde transcurre la historia. Seguramente cada uno leemos un libro distinto...aunque sea el mismo (como se enteren los de la SGAE...).

Una de las cosas que más me gustaba cuando estaba en casa mis abuelos paternos es ver (todos los años) los libros que habían tenido mi padre y mis tíos, los de la escuela (La enciclopedia Alvarez...¡Qué grande! ¡Cómo han cambiado las cosas!). También recuerdo algún álbum de cromos que había por allí... y acabado....a mi me parece imposible acabar una colección. Es un buen recuerdo, si.

NO ME GUSTA

Para un alérgico al polvo no es buena idea tener un libro viejo en las manos, lo miras, lo abres lo hueles y...estornudas manchas el libro, los ojos se te llenan de lágrimas y ya no ves nada más y te tienes que alejar para intentar sobrevivir.

Es por escenas como estas que renuncie a ser Indiana Jones...se imaginan que me entra un ataque de estornudos mientras corro delante de una bola gigante...conmigo sólo hubieran hecho una película...o un corto.

Huye dibujito, huye. El que huye de un ataque de polvo puede volver a luchar. Pero antes coge las gafas, que son caras.

1 comentarios: