Me gusta...lo que ha heredado mi hijo de mí.

martes, 23 de marzo de 2010

ME GUSTA

En esta entrada voy a juntar dos cosas que me gustan: la comida y mi hijo. No es que mi hijo haya heredado mis alergias alimentarias. Seguramente tendrá que seguir su camino y elegir las suyas propias.

Lo de la herencia, no es que vaya a heredar millones, ni siquiera uno, es más...ahora mismo sería heredero de muchos buenos deseos y una enorme hipoteca.

La mayor parte de la gente dice que Unai es igual que mi cuñado, otros pocos dicen que se parece a mi, normalmente estos últimos son gente que no me conoce mucho, por lo que no se porque dicen esto.

Pero hay una cosa que poca gente sabe y es que a mi hijo y a mí a la hora de comer nos ocurre lo mismo que a las serpientes. Me explico, una serpiente se come un ratón entero y luego...poco a poco lo va digiriendo. Pues yo, durante toda mi vida, después de comer duplico el tamaño de mi tripa...y a medida que va pasando el tiempo la tripa va desapareciendo.

Mi hijo es igual...por ejemplo, cuando le metemos en la cuna por la noche, después del biberón, va como una bota de vino llena. A la mañana siguiente....¡no hay tripa!

NO ME GUSTA

No es un parecido para presumir delante de la gente..."mi hijo engorda como yo". No es que sea la mejor herencia, pero es graciosa.

Aquí estamos mi hijo y yo en el segundo mejor momento del día...el reposo del que ha sido el mejor momento del día...la comida. Por cierto no es que me haya crecido la nariz, es que me he cortado el pelo y ahora parece más grande.

1 comentarios: